Este es un resumen de la recopilación hecha a través de investigación en libros, entrevistas a comunitarios, músicos e historiadores locales...

El Maypole de Corn Island


Este es un resumen de la recopilación hecha a través de investigación en libros, entrevistas a comunitarios, músicos e historiadores locales con el fin de documentar la historia del Maypole en Corn Island y conocer como se celebraba tradicionalmente en la isla. Es la primera versión de una publicación extensa que se espera esté listo en los próximos meses.


A pesar de que hoy el Maypole (Palo de Mayo) se celebra muy poco en Corn Island ―en comparación con otros municipios de la Costa Caribe―, este paraíso del Caribe Sur fue uno de los primeros lugares de la Mosquitia (hoy Costa Caribe) donde se empezó a celebrar.


Su llegada a la isla fue con la ocupación no oficial de los colonos ingleses en esta zona de Centroamérica, quienes trajeron consigo —además de esclavos africanos— muchas de sus costumbres y tradiciones.


El Maypole se celebraba en Europa —en muchos países el primero de mayo— para darle la bienvenida a la primavera y agradecer a los dioses de la naturaleza. Los romanos, por ejemplo, adoraban a Flora, los griegos a Maia, los nigerianos a Oshun, las tribus de África Occidental a Hare Ke y los egipcios a Isis, todas estas deidades relacionados con la naturaleza, la nueva vida y la fertilidad.


La mayoría de estas creencias provienen de las religiones célticas paganas. Los nativos americanos y de Oceanía también adoraban a sus propios dioses de la fertilidad y de la naturaleza. Esto era muy común antes de la expansión del cristianismo.


Aunque los principios o creencias en la que se originó esta festividad estuvieron presente en todas las civilizaciones antiguas, es evidente que la influencia del Maypole que conocemos hoy día proviene de Europa, precisamente por la manera como se celebra, pero retomó muchos elementos de la cultura africana, sobre todo de África Occidental, como la música, los colores fuertes y vivos.


Mucho antes de la Emancipación de la Esclavitud (1841) se celebraba el Maypole en Corn Island, esto porque los colonizadores procuraban mantener sus tradiciones pese a estar lejos de su país de origen, los mismos esclavos empezaron a retomar esta costumbre combinándola con elementos de sus propias creencias ancestrales.


Luego de la abolición de la esclavitud, con el tiempo, negros y blancos —y sus descendentes— celebraban juntos el Maypole, evidenciando no solo el proceso de transculturización que dio origen a la etnia creole, sino también la evolución de una de las celebraciones más simbólicas para los anglosajones en aquella época. 


¿Árbol o palo con cintas?


Al igual que muchos lugares del Caribe de Nicaragua, el Maypole se baila alrededor de un árbol y no alrededor de un palo con cintas —a como se baila en Europa y muchos países del Caribe como Grenada, Jamaica y Cuba. 


En el caso de Corn Island, según el músico Charles Hodgson, el árbol de guaba (bribri tree) es el original para bailar Palo de Mayo en las islas, donde comúnmente se corta una rama y se decora con frutas de la temporada y postres como sodacake y dropscake (pudines); no colgaban cintas en el árbol, esta costumbre se incorporó más adelante para ornamentar. 


¿Cuándo iniciaba y qué días se celebraba?


Arrancaba el primero de mayo con la siembra del árbol, luego en el transcurso del mes se realizaba los fines de semana en diferentes barrios, sobre todo Quinn Hill, South End, Sally Peachie y North End, ya que eran donde vivía la mayor parte de la población.


A veces las celebraciones se hacían “en la mejor luna”, es decir, en luna llena o en cuarto menguante.


¿A qué hora comenzaba la celebración y que hacían?


Comenzaba generalmente entre las tres y cuatro de la tarde con juegos tradicionales como Brown Girl in the Ring, Cacho, London Bridge is Falling Down, Downs on the Carpet, entre otras.


Los niños eran protagonistas de este espacio de juegos y cantos, luego más noche empezaban los bailes que estaban a cargo de los adultos. La fiesta terminaba a media noche con la caída o bajada del árbol, donde se repartía todo lo que estaba colgado en ella. 


¿Y la música?


Reconocidos artistas cornaileños como Vertic Hodgson, Becca, White Boor, Shubor Moses, Renald White, Lenny Downs, Peter Lampson, Rashfer Hamilton y Wilford Downs (Toto) eran algunos a cargo de animar la celebración con música en vivo. Todos los bailes se hacían al son de los instrumentos rústicos como la guitarra, el banjo, tambores, etc. 


Muchos de estos artistas eran de Sally Peachie, por ello el nombre de dicho barrio, que, entre otras cosas, significa “alegría, fiesta…”. 

  

En Maypole también hacían concursos de composición de canciones, donde las letras de las mismas estaban relacionadas con sucesos locales o sobre algún personaje reconocido.  


Las canciones eran del género mento, calipso y soca; los bailes se combinaban con movimientos del schottische (shaties— a como lo escriben algunos), waltz y polka.


 ¿Qué comían o bebían en las celebraciones?


Según relatos orales, los locales tomaban fresco de jengibre (ginger beer) y tualbi (twualbi) una especie de chicha que contenía alcohol. También comían pudines (dropscake), queque de malanga, de coco, soda cake, sailor cake, entre otros.


¿Quiénes organizaban el Maypole? 


Desde su llegada a Corn Island eran los mismos pobladores quienes lo realizaban para compartir y celebrar la época, cuando brotaban las flores y abundaban las cosechas de frutas como el mango, guaba y piña. 


Luego de los ochenta la celebración fue incorporada en la agenda del gobierno y fue transformándose eventualmente, siendo los que se encargaban de organizarlo principalmente. 


El Maypole era una celebración que en Corn Island se hacía para fomentar la convivencia sana entre locales, creando un espacio de recreación sana donde el talento local predominaba. 


El atuendo original eran vestidos que cubrían prácticamente cualquier parte visible del cuerpo de las mujeres y el hombre utilizaba trajes formales y no tan sueltos. 


Esta es parte de nuestra herencia ancestral, parte de nuestra historia.


¡Salvemos esta tradición!