Bien a como sabemos, el Concejo Municipal de Adolescentes y Jóvenes de Corn Island o mejor conocido como el CoMAJ de Corn Island es un espa...

El caminar del CoMAJ Corn Island

Bien a como sabemos, el Concejo Municipal de Adolescentes y Jóvenes de Corn Island o mejor conocido como el CoMAJ de Corn Island es un espacio juvenil, la cual pretende organizar a los adolescentes y jóvenes del municipio con el fin de ejercer la participación ciudadana, trabajar para el desarrollo personal y local a través de diversas actividades educativas.

Cynthia Dixon, Ex-Vice Presidenta del CoMAJ (p. 2014-15) dando su discurso la noche del 16/12/15 /Foto Fb: CoMAJ-CI

Este espacio nació en agosto del año 2013, con la presencia de más de 8 organizaciones –sociales, político y religioso- que trabajan directamente con la juventud o en pro del desarrollo social.

Sus inicios

En Mayo de 2013 la Universidad BICU empezó a ejecutar el Proyecto: Promoción de la Participación y Empoderamiento Juvenil para el Desarrollo Local, la cual fue ejecutada con fondos de USAID y Global Communities. Este fue que motivó a las organizaciones locales a conformar el CoMAJ en Corn Island. Durante meses se realizaba capacitaciones con los adolescentes y jóvenes sobre temáticas de políticas públicas, entre otras, con el fin de preparar a los chavalos para ser futuros líderes y para que pudieran dirigir al CoMAJ. En agosto se constituyó la primera Junta Directiva del CoMAJ Corn Island siendo electo como presidente el joven Lincon Quinn por parte de la Juventud Sandinista, quien ejerció su cargo hasta finales de diciembre del mismo año.

Luego de que Quinn dejará el CoMAJ, la junta directiva se encargaba de trabajar y motivar a los chavalos y chavalas. El 22 de marzo de 2014, mi persona Shayron Tower fue elegido como el segundo presidente del CoMAJ, quien ejerció dicho cargo hasta el 16 de diciembre de 2015, entregando su cargo a su sucesor Wendel Sjogreen, quien actualmente sigue como presidente.

Algunos de sus logros

Los representantes de este espacio han luchado mucho para que pudiera ser reconocida y para que más jóvenes pudieran involucrarse en ella. Un espacio que nació en una aula de clase de una universidad que ha ido evolucionando y ganando fama por su trabajo.

Considero que uno de los primeros logros del CoMAJ de Corn Island fue tener a un entidad que le apoyara la BICU y su proyecto en cuanto a capacitación y guiamiento. El segundo logro fue elaborar y aprobar una normativa propia para el buen funcionamiento de este espacio; estas fueron los primeros logros a nivel organizacional pero la primera a nivel local sucedió un 14 de noviembre de 2013, cuando 5 jóvenes de este espacio presentaron en el Cabildo anual de la Alcaldía 17 proyectos, elaborada y consultada por jóvenes; este fue el primer paso que dio el CoMAJ. En dicho cabildo se apreciaba la cara de muchos jóvenes, presentes para apoyar, para ver y acompañar; fue una gran impresión y bien alegres estaban los presentes.

Una escalera invisible la cual los adolescentes y jóvenes de Corn Island tenían que escalar, para llegar al cima; otro logro de este espacio fue la acreditación de un aval, la cual fue dada al CoMAJ por el Concejo Municipal el 25 de noviembre de 2014, la fundación de un programa de televisión el 21 de febrero de 2015, el lanzamiento de su página web el 14 de abril de 2015, la obtención de una oficina propia, entre otros logros.

Otros logros que de este espacio fueron representar al municipio en encuentros municipales, regionales y nacionales, así como participar en actividades públicas a nivel local. Son ejemplos claros de que las cosas van bien, que están haciendo algo bueno y que dará fruto.

Sus presidentes

A como mencioné anteriormente, este espacio ha tenido tres representantes quiénes fueron eléctos democráticamente por una asamblea. Cada uno teniendo diversas formas de organizar y hacer las cosas; el primer presidente del CoMAJ, trabajaba de manera más política, enfocada en los ideales del gobierno que regia en ese entonces; el segundo presidente trabajaba de manera más abierta y formal, ocupando la comunicación y los medios como principal estrategía de trabajo; el tercer presidente y actual trabaja de manera más interna y reservado. Cada uno de estos representantes tenían y tienen su forma de trabajar, contribuyendo de una manera u otra al desarrollo de este espacio y de la juventud de Corn Island.

Wendel Sjogreen, Presidente del CoMAJ, dando su discurso la noche de su toma de posición, 16/12/15 / Foto Fb CoMAJ
El CoMAJ y su relación con la municipalidad

Ha sido un gran desafío ser aceptado por la municipalidad, ha habido mucha espera para que el CoMAJ pudiera trabajar directamente con las autoridades y gozar de los beneficios y ventajas que tiene hoy. Al inicio solo se reunían con las autoridades de vez en cuando, para poder presentar algo, o preguntar algo; ahora la relación con las autoridades es más colindante y más flexible, gozando de ciertas ventajas. El alcalde, Cleaveland Webster, ejecutivo de la municipalidad y la mayoría de los concejales conocen de cerca el trabajo del CoMAJ y se han comprometido a apoyar en lo que puedan.

El CoMAJ goza de ciertas ventajas, pueden utilizar espacios públicos sin tener problemas, utilizar equipos y materiales del ayuntamiento, entre otras.

Son los mismos dirigentes municipales quienes motivan a los adolescentes y jóvenes de este espacio a seguir trabajando.

El CoMAJ y el Proyecto Juvenil de la BICU

Hablar de la historia del CoMAJ es hablar del proyecto juvenil que ejecuta la universidad BICU, porque este fue uno de los principales impulsores de este espacio. Aunque ha habido muchos cambios en la administración de este proyecto que de una manera u otra a apoyado a este espacio.

¿De quién es el CoMAJ?

Desde el inicio de este espacio ha habido muchos mal entendidos sobre de quien es o quien auspicia el CoMAJ.  La verdad es que el CoMAJ no es de nadie, el CoMAJ es de la Juventud, es de Corn Island, es un espacio que los únicos dueños son los adolescentes y jóvenes, quienes desean aportar al desarrollo. Este espacio es autosostenible, pues ha buscado maneras de cómo obtener fondos para adquirir sus recursos, a través de ventas a como se hacía anteso por medio de gestiones al gobierno y otras instituciones.    

Muchas personas dicen: “El CoMAJ es del Gobierno” aunque no, el CoMAJ trabaja a mano con el gobierno, para apoyarles en cuanto al trabajo con la juventud; otros dicen: “El CoMAJ es del proyecto de la BICU” y tampoco es así, la BICU a través de su proyecto capacita a los miembros de este espacio para fortalecer sus capacidades y trabajo con la juventud, y de una manera u otra apoyarles con recursos. Ha habido muchos mal entendidos por los mismos miembros o recién integrados a este espacio, quienes creen que este espacio es del proyecto, siendo esto algo necesario de aclarar.

Algunos de los miembros del CoMAJ en la celebración de acción de gracia del 2 Aniv. CoMAJ 2015 /Foto: P. Tony Igl. Cat.
Los desafíos del CoMAJ Corn Island

A pesar de ser un espacio con muchas metas ya cumplidas, padece de muchas dificultades y desafíos, los cuales podían echar a perder todo el trabajo ya realizado. Los miembros de este espacio reciben bastante capacitaciones, pero si no las ponen en práctica, si no buscan hacer discípulos será uno de las causas del cierre de este espacio; sus representantes tienen que comprometerse más, tienen que agentizarse y brindarle más tiempo a este espacio. No mirarla como un pasatiempo, sino como su segunda o tercera casa, trabajar para legarla a otros quienes la mantendrá viva por muchos años.

Los desafíos son muchos, pero una de las principales es dar seguimiento al trabajo, a las problemáticas, comprometerse más y saber distinguirse. Trabajar afuera de la oficina, con otras personas; pero también que sus miembros entiendan su trabajo y que lo hacen. Relacionarse más con las autoridades y ser más autónomos, trabajar desde sus propias iniciativas y no porque otros se los dicen.

Este ha sido un espacio éxitoso, pero si no buscan como crear estrategias “eficaces y vigentes” para mantenerla, terminará como otros espacios que dependían de la autosostenibiliad, un gran ejemplo es la CaMAJ o Casa Municipal de Adolescentes y Jóvenes.

No depende del dinero, ni de otro organismo, si no de la voluntad de sus miembros y el interés innegable, el espíritu vivo de un joven que quiere ver el cambio, no en el momento si no para siempre.