Se cumplen 33 años desde que el huracán Joan tocó tierras nicaragüenses, el cual destruyó a su paso varios territorios del Caribe Sur, entre...

Se cumplen 33 años desde que el huracán Joan tocó tierras nicaragüenses, el cual destruyó a su paso varios territorios del Caribe Sur, entre ellas Corn Island. 


Comparto parte de la conversación que tuve con mi bisabuela hace siete años, y que logré anotar, en su momento, para otro artículo, donde me relató de manera breve sobre la experiencia vivida tras el paso de este fenómeno. 



“Era la tarde del viernes 21 de octubre de 1988, había un silencio por todos lados, el mar estaba quieto como aceite en una botella —aunque días antes habían fuertes vientos del norte—, de repente, empezó a entrar con fuerza el viento luego de horas de calma, poco a poco, hasta que después de las seis de la tarde, la marea iba subiendo. El huracán estaba cada vez más cerca, decíamos todos”. 


Esa noche, según reportes del Gobierno de Nicaragua, Joan llegó a suelos nicaragüenses alrededor de las 10:00 p. m., siendo Corn Island el primer lugar en recibir este fenómeno, donde ya para la madrugada del 22 de octubre, estaba tocando tierras al sur de la Costa Caribe. 


Las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, habían informado días antes que, “Joan avanzaría hacia las costas del Caribe de Nicaragua” y que, “el huracán se desplaza sobre el mar Caribe con dirección hacia el sur, aproximándose a las Islas de Corn Island y la ciudad de Bluefields”. 



Según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, la madrugada del miércoles 19 de octubre, Joan seguía con dirección hacia el Caribe de Nicaragua, donde ya para las seis de la tarde dejó de ser tormenta tropical para convertirse en un nuevo huracán de la temporada que amenazaba a Nicaragua.


“Recuerdo que la gente no podía dormir, sobre todo los niños, todos estábamos asustados. Algunas personas, principalmente los hombres, estaban pendientes en caso de alguna emergencia, lo único que podíamos hacer en ese momento era orar y esperar que pasara lo peor”.


“Algunas familias se albergaron en las escuelas, otros en las iglesias o en casa de vecinos. Nadie sabía que es lo que iba a pasar, era la primera vez que vivíamos algo así, solo me acordaba de lo que me dijo una vez mis padres cuando era niña, sobre un huracán feroz que pasó hace mucho, antes que ellos nacieran”.



Luego de que pasara esa larga noche, al siguiente día, la mañana del 22 de octubre, todo estaba calmado, la paradisíaca isla de Corn Island que estaba repleto de árboles de cocos y con extensas playas no se veía igual que hace unos días. Todos los árboles estaban en el suelo, algunas casas, iglesias y escuelas destruidas. “Lo verde de las islas estaban totalmente destruido, los suampos (humedales) estaban sucios y contaminados, las playas no eran como antes”.



A 33 años de aquel acontecimiento, Corn Island sigue en vías de desarrollo, la construcción de más casas, negocios y el aumento de la actividad turística han sido notables.

Este fenómeno marcó la vida de muchas personas, cambió el rostro de Corn Island, quedando solo en la memoria de muchos ‘la primera cara de este paraíso’. 


Desde aquel entonces, las islas no han vuelto a vivir otro fenómeno como Joan, y los locales esperan con mucha fe que no suceda tampoco. 


Concluyendo oficialmente la universidad con la presentación de la tesis monográfica «Valoración del uso cotidiano y aprendizaje formal de la...

Concluyendo oficialmente la universidad con la presentación de la tesis monográfica «Valoración del uso cotidiano y aprendizaje formal de la lengua creole en el municipio de Corn Island de la Región Autónoma Costa Caribe Sur de Nicaragua» para obtener el título de licenciado en Comunicación Social.


El día viernes 8 de octubre del año 2021, en la sala de Maestría de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN–León, presenté los resultados finales de mi estudio monográfico, el cual inicié el pasado 1 de octubre del 2020.



El estudio tuvo como principal objetivo analizar la valoración de los afrodescendientes creoles de Corn Island sobre la necesidad del aprendizaje formal de la lengua creole, permitiéndome de esta manera emprender un viaje al pasado de este pueblo —al cual pertenezco también—, redescubriendo mis raíces, así como el idioma o lengua heredada por mis ancestros.


A parte de permitirme conocer los antecedentes sobre el idioma que habla los creoles de Corn Island y el uso que le dan al inglés estándar, esta investigación también va a permitir que otras personas conozcan de cerca sobre el pueblo creole de Corn Island, el uso que dan a su lengua materna (creole) y el inglés estándar, así como qué idioma consideran indispensable reforzar en las aulas de clases.



En la presentación de dicho estudio, asistieron docentes y personal administrativo de la carrera de Comunicación Social de la UNAN-León, estudiantes caribeños en la UNAN, vicealcaldesa de Corn Island, familiares,  así como amistades cercanas. También se transmitió en vivo la presentación para que los involucrados en este estudio, así como amistades que están fuera del país pudieran conocer los resultados del mismo.

Día Mundial del Turismo. Un recordatorio de que nunca está de más explorar cada rincón de nuestro país y del mundo. El turismo nos permite...

Día Mundial del Turismo.



Un recordatorio de que nunca está de más explorar cada rincón de nuestro país y del mundo.

El turismo nos permite conectarse con distintas culturas, con gente de todos lados, vivir en carne propia la historia, la realidad y saborear lo esencial de cada destino.


No hay edad para explorar y disfrutar de todo lo que nos ofrece el mundo. Atrévete a hacer turismo y disfrutar de esos sabores, olores y ritmos que simplemente alegra y da sentido a la vida.

¡Feliz Día Mundial del Turismo!

Netflix Netflix’s original “Young Royals” gives me the same vibes as when I watched the 2018 Italian series “Baby” a few years ago —which sw...

Netflix

Netflix’s original “Young Royals” gives me the same vibes as when I watched the 2018 Italian series “Baby” a few years ago —which swings around the life experience of several teens in modern-day Rome. I am guessing that maybe those vibes have to do with the background music because both series have a different storyline but for some reason in my head are very related. 


This new series reflects the reality of many young people around the world, not only because of topics related to discrimination because of social status, alcohol, or drugs but also regarding the fight for identity, to be oneself in the middle of a retrograde society and a family that rather stick to “traditions” than to permit one to be himself.


Netflix

Young Royals talks about prince Wilhelm, from the Swedish royal family, and his fight for self-determination and desire to escape from his royal duties and social pressure. Wilhelm is the sun of the current King and Queen, and younger brother to Erik who is first in the line of succession.


In the first episode, after acting violently at a club he attended, he was sent unwillingly to boarding school, where his life had a little twist after meeting Simon —a Spaniard-Latino character— who timely became his lover and “partner in crime”. 


As the story continues to develop in all six episodes, we see how this young prince faces a lot of pressure while trying to pursue his heart's desire, especially after his brother Erik passed away and he became the first in the line of succession. 


We see how he tries to deny his feeling on several occasions to protect his reputation because of his role as future king. Nevertheless, he always goes back to Simon where he “feels like his self” and happy. 


Netflix

He must put up with his second cousin August, who attends the same school and feels like the “big man” and tries to mentor him, especially after Erik’s death. August would stab Wilhelm in his back after exposing anonymously on the web a video he recorded of Simon's and Wilhelm´s secret adventure they had in “private”. This happened after Wilhelm exposed his cousin's financial situation in the middle of a discussion to get out of a drug consumer-related problem one of their club members was caught up in, involving all of them. August suggested they blamed Simon because he´s an outsider and is not to their “level”, this was unacceptable by Wilhelm’s, so he proposed another excuse instead of blaming Simon, while he exposed August´s situation after being annoyed by him and his sometimes-unconsidered behavior. 


August will then regret exposing his cousin on the internet after finding out that Wilhelm asked his mom to pay his cousin's tuition fee when he found out that his family was in a bad financial situation and could not afford to pay anymore. 


Despite all the ups and downs and insecurity, Wilhelm always had Simon there to listen and support him, I guess this what made the young prince fell in love with him more, but even after a while, Simon told him he had to choose what he wanted for himself.


Episode six ended with Wilhelm returning to his family for the holidays, but before he gave Simon an emotional and expressive hug in front of everyone, which was the first time he did something like that in public. While hugging Simon, he told him “I love you” then went off in his car while looking straight at the camera like back in the first episode. 


I personally enjoyed this series, mostly for the topic and notable diversity, the focus on the royal life and a situation that in real life could be true, characters that represent our modern-day diverse society, and how complicated it is for a young person to be their self, especially when they are not as society and traditions say they should be.


Any open mind person that watches this series I am sure they will enjoy it. It gives a message of hope and resiliency to those who wish to just be their selves. Hoping just for that, Netflix can bring out a second season to answer the last episode's doubts. 

  No me queda nada más que agradecer de corazón a los que se dirigieron a mí con sus muestras de cariño y buenos deseos, hoy por motivos de ...

 



No me queda nada más que agradecer de corazón a los que se dirigieron a mí con sus muestras de cariño y buenos deseos, hoy por motivos de mi cumpleaños.


La vida es un libro escrito con nuestras vivencias, y yo apenas inicio el capítulo veintitrés. Tantas cosas han pasado en dos décadas, y de cada vivencia he podido aprender y crecer como persona.


Siento que la vida le sonríe a uno, siempre y cuando sea bueno, hace y desea el bien a los demás, y hoy sonrío y agradezco por aquellos —quienes desde siempre— han orado por mí y me han deseado lo mejor en mi caminar, personas quienes me han conocido toda la vida o en el camino, y que a pesar de que no los miro o escucho de ellos tan seguido, sé que ese deseo de bien persiste y que es mutuo.


Y como en cualquier libro o película, siempre habrá sus fragmentos o escenas grises, pero no hay nada que la fe, buena voluntad y sonrisa no vence, por eso sonrío y seguiré sonriendo, por el don de la vida, los aprendizajes y momentos que suman a mi existencia.

En estos tiempos, lo único que importa es la salud, y por ello agradezco al creador por permitirme estar sano y por mantener bien a los míos y a quienes más amo.


No me queda nada más que seguir creciendo, explorando y continuar sumando a mi patria y el mundo.


Nuevamente gracias a todos por sus buenos deseos. ¡Un abrazo!


-Shayron Tower

26 de junio, 2021

  Recuerdo cuando era niño, mi papá quería inculcarme la costumbre de jugar béisbol — a como es costumbre de dónde vengo — y no pasó mucho p...

 



Recuerdo cuando era niño, mi papá quería inculcarme la costumbre de jugar béisbol — a como es costumbre de dónde vengo — y no pasó mucho para que me diera cuenta que no era lo mío, aun así, al principio no le comenté nada, y a pesar de mis faltas notorias, él creyó en mí, siguió motivando y entrenándome hasta que decidí retirarme.


Cuando tenía ocho años, me dio como regalo de navidad un set de tornillos y equipo básico para hacer trabajo eléctrico, ya que en ese momento era lo que me llamaba la atención; me enseñó a soldar cables y hacer pequeños trabajos de reparación, porque vio que me gustaba y porque me iba a servir esos conocimientos.


Mi padre intercedió por mi para que pudiera estar por primera vez en una radio emisora —donde descubrí mi pasión por la comunicación. Me llevaba siempre los fines de semana para estar al aire hasta que él y mi mamá me compraron una bicicleta para irme solo.


Cuando funde y dirigía un programa de televisión juvenil, él me apoyó varias veces con materiales y discos para que ese espacio se pudiera mantener al aire.


Mi papá es de los que no dice no con tal de que lo que uno hace o desea le va a servir para bien, sin importar cuán lejos o costo tenga. Él es sinónimo de sacrificio, fe, perseverancia y entrega por sus hijos y familia, y justamente por eso y más estoy agradecido con la vida por haberme dado un padre como él, quien junto a mi querida madre me apoyó en todos mis proyectos. Nunca estuvo ausente en los momentos más importante de mi vida. Me vio crecer y me acompañó en las etapas más difíciles, así como los más fructíferos.


Al igual que su padre —mi abuelo— él ha sabido estar ahí por sus hijos, a darles amor y apoyo incondicional, y son justamente esas las cosas que hace a un hombre un gran padre.


Gracias por todo papá.


Happy Father’s Day!


Shayron Tower

23 de junio 2021