Tienes un pasado, ya lo viviste, tienes un presente, lo estás viviendo, tienes un futuro, ya viene. La vida es un circulo que da vuelt...

La vida es como una semilla


Tienes un pasado, ya lo viviste, tienes un presente, lo estás viviendo, tienes un futuro, ya viene. La vida es un circulo que da vueltas, la cual nos trae momentos positivos y negativos, la vida es esa pesadilla que muchos temen y para otros es un paraíso sin fin.

Iniciamos como las semillas, desnudas, con una cáscara que nos protege siempre, pero a lo largo de nuestro proceso de crecimiento esa cáscara va ir envejeciendo y va desapareciendo, aunque antes de que nos deja nos legara ramas y flores, los cuales nos dará fortaleza y seguridad; esa cáscara que nos enseñó que necesitábamos de ella día y noche, y que un día no iba a estar, pero tendríamos siempre todo lo que ella nos enseñó y legó.

Nuestra semilla entonces inicia a crecer y llega a la etapa de las estaciones, en donde lo único lo que le importa es protegerse y adaptarse.

La semilla ya creció y es un gran árbol, un árbol con muchas flores frutales, que orgullo, aunque a veces tenemos que darnos cuenta que la vida trabaja con el tiempo, hoy es bueno, pero tal vez mañana no.

La vida es esa semilla que hay que cuidar, la cual necesita de un poco de agua, de los gusanos, de la tierra, del sol e incluso del viento, somos la semilla que necesita de otros recursos, de otras personas, pero el problema es que el sentir autosuficiente , el egoísmo y la ignorancia han caído en nuestro jardín, no escuchamos, hacemos lo que queremos y decimos que no nos importa nada que no sea de nuestro jardín.

Hubo varias semillas, las primeras se plantaron en tierra buena y la segunda en mala.  La buena creció y el malo se quedó en donde se sembró, no pudo salir a conocer el mundo, no pudo embellecerse, así es la vida, como una semilla.