No es necesario hablar o textear todos los días con alguien para considerarlos un buen amigo.  Una verdadera amistad nace y tendrá v...

Un buen amigo




No es necesario hablar o textear todos los días con alguien para considerarlos un buen amigo. 

Una verdadera amistad nace y tendrá vigencia siempre mientras haya respeto, aprecio, honestidad, confianza, apoyo mutuo y sobre todo lealtad por las partes. 

"La amistad es un don que pocos valoran, algunos lo aprecia y otros buscan aprovechar de ella".

No todos son tus amigos; un rato ameno, conversación y gustos comunes que tengáis con alguien no significa que sean tu amigo, pues es algo que el mismo tiempo se encarga de demostrarte. Por eso hay quienes vienen y van; y otros permanecen, porque cada quien llega para darte una lección.

Valora a quien te muestra aprecio y lealtad, escucha y se respetuoso con aquellos que te acerca, pero piensa y reflexiona bien a quien vas a abrir tu vida, tu pasado, presente y anhelos del futuro. 

El don de la amistad nos conduce a la confianza y a crear un ambiente de familia. Aprenda a apreciar, a dar lo que te dan, dar sin recibir cuando es necesario, y sobre todo saber reconocer: quién sí y quién no.