Quien nos conoce mejor que nuestra propia madre, aquella mujer que ha sufrido por tenernos y sufre cuando nos mira triste o enfermos. Tener...

Las madres

Quien nos conoce mejor que nuestra propia madre, aquella mujer que ha sufrido por tenernos y sufre cuando nos mira triste o enfermos. Tener a vuestra madre es tenerlo todo.


Mamá, una ser incondicional, quien sin dudarlo daría su vida por nosotros, nos anima en momentos de tristeza, nos aplaude en nuestras alegrías y éxitos, es nuestro fan número uno, es nutra patrona, nuestra consejera, es nuestra amiga.

Lo que una madre hace por sus hijos ninguna pareja o amigo lo haría jamás, pues su amor es incondicional, y a pesar de nuestras faltas aun nos ama y  nos perdona. Siempre ora por nosotros y nos desea lo mejor.  

Lamentablemente hay muchas personas quienes no tienen a su madre cerca, sea por la distancia o porque ha pasado a la inmortalidad. Sé que hay muchos quienes han perdido a su madre y que desearían tenerla cerca hoy para decirle cuanto la aman, escuchar sus consejos e incluso regaños. Son situaciones de la vida  que cada uno debemos afrontar; hay que disfrutar de la vida de nuestra madre, celebrarla, decirla cuanto la amamos, hacerla sentir orgullosa de nosotros.  

En otras ocasiones, en vez de los hijos son las madres que sufren, esto porque tal vez han perdido a un hijo o porque sus hijos andan por malos caminos. Que madre no sufre al ver a su hijo o hija en una vida esclavizada por los vicios o el vandalismo, ella nos desea lo mejor; se parte su alma al vernos conducir por el mal camino y más si nos partimos de este mundo.  

Una madre perdona a pesar del dolor que le causamos a veces, su amor es inexplicable y debemos de ser agradecido por ella.

Valoren a su madre, si la vas a ser llorar que sea por orgullo y no por pena, no la abandones ni en sus días más débiles, no habrá ninguna mujer o persona como ella en nuestras vidas.

Ella es un ángel, la cual el Señor eligió cuidadosamente para que nos cuidara. Como ella no habrá otra.