A 69 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recordemos que los derechos son el pilar fundamental para la lib...

Discurso en saludo al día de los Derechos Humanos

A 69 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recordemos que los derechos son el pilar fundamental para la libertad y desarrollo pleno del ser humano.


Viviendo en pleno contemporaneidad, hay diversos sectores, países del mundo que no gozan completamente de los derechos que les asigna la declaración universal, esto por cuestiones de “creencias o culturas”, o por conveniencia de ciertos sectores. 

Hay quienes sus derechos son violados por tener creencias distintas, por decir la verdad, por tener atracciones opuestas, por su condición socioeconómico, genero, etnia, salud y cultura, de está forma dando incumplimiento a los derechos de las personas pertenecientes a estos diversos sectores de la sociedad, en donde muchas veces son discriminados, violentados, asesinados, perseguidos y reprimidos.

El cumplimiento de los derechos humanos empieza por la conciencia, por el individuo. Los estados deben garantizar el cumplimiento de los derechos, pero la gente, la población tienen que ser los que concientizan y ponerlas en práctica; son la mayoría y son los que pueden generar el cambio. 

No solo es cumplir con el derecho a la vida, a la identidad, a un hogar o a una educación, sino que va más allá, hay derechos que se ignoran por diferencias o por conveniencia, pero son los que urgentemente se tienen que cumplir. 

Ya estamos en pleno siglo 21, no hay que retrocedernos más en el tiempo, vivamos el presente con todo el derecho y deberes que nos corresponde. Siempre por el bien de todas y todos.

¡Feliz día de los derechos humanos!

10 de diciembre de 2017.